Digitalización del Laboratorio

DIGITALIZACION

Definición

La digitalización del laboratorio ha venido para quedarse, pero no está de más hacer un pequeño repaso al significado de este concepto.

Digitalizar significa registras datos en formato digital. Se podría decir que es la acción de convertir procesos manuales o analógicos en digitales, consiguiendo además datos de dichos procesos. Un ejemplo claro es la introducción de los datos que, tradicionalmente se anotaban en los cuadernos de laboratorio, en un ordenador.

La digitalización se produce cuando tratamos, aprovechamos o procesamos esos datos para lograr una mejora.

En el ámbito empresarial este concepto está asociado al proceso de transformación digital de los negocios, esto es: Implementar tecnología, herramientas digitales y recursos tecnológicos, para optimizar los procesos de trabajo como automatizaciones, innovación, gestión de la información, del tiempo y de los recursos, tanto humanos como técnicos…

La digitalización del laboratorio puede ser algo tan simple como registrar los datos en un sistema informático en vez de en papel, que evitaría muchos errores y puede involucrar otras herramientas que permitan el análisis de los datos, el envío automático de resultados o el control de reactivos.

Cualquier tipo de empresa o laboratorio, por pequeña que sea, puede llevar a cabo la digitalización e implementar procesos para aprovechar los datos, por ejemplo, a través de un sistema LIMS, como QUAASS-LAB, que disponga de un Módulo de explotación de la información.

Aunque cada empresa esté asumiendo esta transformación a un ritmo diferente, la digitalización es más una obligación que una opción, ya que es un cambio global que supone un cambio de mentalidad.

Es por ello que la digitalización de un laboratorio es un proceso de alcance que debe ir acompañado de reflexión sobre la manera de trabajar y los procesos asociados.

La transformación digital, prima y permite la implementación de cambios de manera ágil, reduciendo costes a la larga a través de un sistema LIMS basado en la experiencia, con soluciones probadas y que realmente han resultado éxito, pero adaptadas a nuestro laboratorio, nuestra forma de trabajar y nuestra área de negocio.

Con esta mejora de la capacidad operativa, se reducen costes y tiempos al disponer de información para analizarlos, y así poder generar estrategias de mejora en distintos sectores.

En un futuro no muy lejano, todas las decisiones estratégicas de las empresas se tomarán en base al análisis de datos, esto es también válido para el laboratorio.

Ningún laboratorio que pretenda ser competitivo puede renunciar a la digitalización y sus innegables ventajas.